Join Waitlist We will inform you when the product arrives in stock. Please leave your valid email address below.

Si ya estás interesada y con un pie metido en el mundo del lettering, seguro que estás buscando formas de darle más sustancia a tus letras. Una de las cosas que más se usan como recurso para “decorar” las palabras son las sombras. Aquí te voy a explicar algunas formas para hacer sombras en lettering de forma fácil. 

Es una técnica muy sencilla y que da muy buen resultado, ya que puede ayudar a disimular pequeñas imperfecciones a la vez que le da volumen y profundidad al lettering. Antes de empezar a dibujar sombras, sin embargo, hay una cosa muy importante que hay que tener en cuenta: Decidir cuál será nuestro FOCO y ser coherentes con él.

Es muy importante decidir en qué lado vamos a querer la sombra, o dicho de otra manera,  tenemos que definir dónde está el foco imaginario que ilumina nuestra palabra.

Es muy importante ser coherente con este punto en toda la palabra o frase. Si decidimos poner la sombra a la derecha, deberá ir a la derecha de todos los trazos, ya que sino quedaría un efecto raro y poco natural.

Para los ejemplos que os mostraré, he establecido el foco en la parte izquierda un poco hacia arriba, por lo que las sombras se verán en la derecha de los trazos y hacia abajo.
sombra sencilla con volumen

Este primer tipo de sombra de arriba, es de los más básicos y usados. Se trata de una sombra en color gris o de color clarito que se coloca un poco separada de los trazos y dándole algo de volumen, es decir, haciendo los trazos un poco más gorditos en la zona de los trazos descendentes (los gordos), y más fina en los ascendentes (los finos), tal y como lo hacemos en el lettering de la palabra base.

Esta segunda sombra la hacemos con un rotulador de punta fina, contorneando las zonas de sombra pegadas a las letras. Este tipo de sombra ayuda a definir mejor el lettering, sobretodo si lo hemos hecho con colores claritos que pueden confundirse con el blanco de fondo.

Se puede combinar con una sobra encima en gris, como en la primera opción y quedaría así:

La siguiente sombra es también con un rotulador de punta fina, que puede ser negro o de color, pero en este caso, separándolo un poquito de las letras:

 

Y también le podemos añadir la sombra gris si queremos darle más fuerza:

Podemos usar otro tipo de sombras más creativas, por ejemplo con rayas o puntos, como estas:

Como en los otros casos, también podemos añadirle sombra gris para destacarla más:

 

Por último os propongo otras sombras, similares a las anteriores, pero con colores, creando efectos muy distintos.

Sombra de línea del mismo color:

 

Sombra de color más claro a contraste:

 

Sombra de color más oscuro (en este caso habrá que tener cuidado de no “pisar” la palabra, ya que al ser más oscura, la taparía):

 

Esto es sólo un pequeño ejemplo de todo lo que se puede conseguir añadiendo sombras en lettering, y hay infinitas posibilidades más: con degradados, en perspectiva, con puntos, rayas, más anchas, más finas, oscuras, claras…

Aquí te dejo una frase usando varios tipos de sombra a modo de ejemplo. ¿Cuál te gusta más?

 

Consigue un 10 % de descuento para tu próxima compra, recibe ofertas y
sé el primero en conocer nuestras novedades.

0